Consigue el trabajo que deseas a través de una estrategia clara y un plan de acción a medida

Suscríbete y te enseñaré cómo tener la vida
profesional que estás deseando

* Al suscribirme acepto la política de privacidad

13 Abr 2016 ¿Qué ha sido del trabajo para toda la vida?

Nunca olvidaré cuando en 2007 el banco en el que trabajaba me hizo fija, esa sensación de seguridad, de vida encauzada y de despreocupación.

Si me hubieran dicho al oído todo lo que iba a ocurrir, ni de coña me lo hubiera creído.

También recuerdo perfectamente cuando años después pensé que realmente ese era el trabajo que tenía que realizar durante los próximos 40 años y la despreocupación dio paso al agobio total.
En el segundo ERE decidí marcharme voluntariamente y ahora ya van por el tercero (todo mi ánimo para mis compis, que pueden con esto y mucho más). Creo que el concepto “trabajo para toda la vida” realmente ha desaparecido, en mi caso personal siendo autónoma soy consciente de que siempre voy a estar en búsqueda de trabajo que en mi caso lo puedo sustituir por búsqueda de clientes o proyectos.

trabajo para toda la vidaPero lo que de verdad me interesa y por eso he escrito este breve post es saber cómo te hace sentir a ti el hecho de que ya no exista este tipo de empleo, de que en cualquier momento tu empresa pueda cerrar o reducir plantilla y despedirte de manera fulminante.

¿Crees cómo yo que ya no existe el trabajo para siempre? ¿O en tu caso esto no te preocupa porque tu idea es buscar tu desarrollo profesional cambiando de empresa y estás preparado?

¿Has vivido una situación similar? ¿Sientes miedo o presión? ¿O lo afrontas como un nuevo reto?

Hoy quiero escucharte, así que el apartado de comentarios es todo tuyo para que te expreses como quieras. Incluso está permitido, que ya sabes que generalmente no estoy muy a favor, que te quejes y que puedas desahogarte, sé que en ocasiones hace falta. Espero con ganas vuestros comentarios.

  • Forma parte de esta aventura

    Suscríbete y te enseñaré como convertirte en un profesional
    al que todos quieran contratar

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Etiquetas:
32 Comentarios
  • Elena Roldan
    Publicado en 13:39h, 13 abril Responder

    Elena sería demasiado largo pero estoy de acuerdo es qué no existe el trabajo para toda la vida y empiezo a dudar si “existe” …. la paciencia tiene un límite. Creo que muchos nos vamos a ver como emprendedores por destino por no usar una expresión más bruta pero real …. soy emprendedora por coj …

    • Elena Huerga
      Publicado en 14:32h, 13 abril Responder

      Hola Elena, creo que vas muy bien encaminada. La idea del autónomo que trabaje por proyectos va a ser una figura que cada vez el mercado solicite más. Y a muchas personas les va a toca quieran o no. Un abrazo bien fuerte

  • Miriam Cao Meitin
    Publicado en 14:06h, 13 abril Responder

    Yo soy de las que creo que eso de “para toda la vida” hoy en día, casi no es aplicable a nada realmente… y claro está, el trabajo no va a ser menos… Yo he tenido 2 trabajos fijos, y por una circunstancia u otra, he cambiado de trabajo… ¿Me arrepiento de ello ahora que estoy en el paro? No, rotundamente. Cuando se hace un cambio es por algo, y ante todo, creo que hay que tener una buena salud mental para afrontar todo en la vida. Mis últimos trabajos han sido cubrir bajas de maternidad, y tampoco me parece mal ir trabajando así, porque no creo en los trabajos para toda una vida…

    • Elena Huerga
      Publicado en 14:33h, 13 abril Responder

      Hola Miriam, si el amor es complicado que dure para siempre con las empresas va a pasar lo mismo jejeje Gracias como siempre, por tu aportación

  • Virginia del Real Gonzalez
    Publicado en 14:07h, 13 abril Responder

    Yo llevaba 10 años trabajando en una empresa, en la que pensaba jubilarme, el sueldo era decente, el horario flexible, cerca de casa, ambiente inmejorable, y de repente, todo se torció y con el primer ERE me fui, yo al menos cobré, el resto de mis excompañeros ahí andan 7 años después, se acabó la estabilidad, el no pensar en algo tan importante, me digan lo que me digan en este mundo todo vale dinero, sin trabajo y sin sueldo no se vive, y aquí estamos, luchando, buscando, sabiendo que mi inestabilidad laboral será para siempre y echando de menos esos padres jubilandose en sus empresas de toda la vida, cambios

    • Elena Huerga
      Publicado en 14:35h, 13 abril Responder

      Hola Virginia, los EREs son tremendos y ahora ya estamos desgraciadamente acostumbrados pero hace 8 años no sabíamos ni que significaban esas siglas. Como bien dices, cambios.

  • beatriz
    Publicado en 14:17h, 13 abril Responder

    Yo tampoco creo que exista el trabajo para toda la vida, es más tampoco lo querría, llevo siete años en la misma empresa y ya estoy un poco cansada, me gustaría cambiar de trabajo de ocupación,… soy de las que creo que hay que cambiar y hacer cosas diferentes. Estoy convencida que todo cambio es positivo , no debemos estancarnos en hacer siempre lo mismo.

    • Elena Huerga
      Publicado en 14:38h, 13 abril Responder

      Hola Beatriz, me gusta que haya de todo en el debate y tu positivismo viene de lujo. Si tu empresa ya te cansa, es momento de buscar opciones, estás en el lugar correcto 😉 Un fuerte abrazo

  • Laura Reyero Martínez
    Publicado en 14:34h, 13 abril Responder

    Hola Elena, hace un año me quedé en paro y decidí con 36 años ponerme a estudiar y dedicarme a los RRHH profesión que descubrí en la empresa en la que estuve 10 años y ahora sigo en paro y acabando el curso, buscando trabajo de selección y formación y poniendo en marcha mi vida en pareja !casi nada!

    • Elena Huerga
      Publicado en 14:40h, 13 abril Responder

      Hola Laura, que de cambios geniales. Conozco a muchas personas que como tú han reorientado su carrera hacia los RRHH, a ver si entre todos hacemos los recursos humanos más humanos todavía. Mil gracias por tu aportación

  • Silvia
    Publicado en 14:41h, 13 abril Responder

    Claro, el trabajo para toda la vida se acabó. Eso no lo considero malo en sí, el problema es que una vez que decides cambiar, o, lo más probable, te obliguen a cambiar, no hay muchas opciones de hacia dónde ir. A la mayoría no nos importaría cambiar cada cierto tiempo de trabajo, creo que puede ser hasta saludable, pero la incertidumbre ante el mercado la boral, la cada vez mayor precarización e inestabilidad hace que al final pensemos como nuestros padres: lo mejor es ser funcionario. No porque sea el mejor trabajo del mundo ni el mejor parado, simplemente el que te va a garantizar un salario para el resto de tu vida (de momento al menos sigue siendo así). Y luego el problema añadido de la edad, con 40 ya somos mayores!!

    • Elena Huerga
      Publicado en 15:12h, 13 abril Responder

      Hola Silvia, estoy contigo que la precarización es uno de los principales problemas, la gracia de cambiar de trabajo es poder mejorar y ampliar horizontes, no todo lo contrario. Un fuerte abrazo

  • Félix García
    Publicado en 14:49h, 13 abril Responder

    Hola Elena:

    Creo que no hay necesidad de hacer la pregunta. La respuesta es más que evidente y hace ya tiempo que está presente en la mente de cualquiera medianamente lúcido: el trabajo para toda la vida ha desaparecido del mapa definitivamente. Ha muerto de una muerte lenta y dolorosa; ha sido sacrificado en aras de una economía de mercado liberalizada y globalizada y en detrimento de una sociedad más justa en la que la riqueza podría haber sido repartida más equitativamente. En fin, supongo que esto último nunca debería haber abandonado el territorio de ese maravilloso país llamado utopía.

    Entre la proverbial y humana avaricia de los empleadores y el borreguismo y la desidia de los empleados, demasiado ocupados en reclamar derechos a todas horas y demasiado ignorantes de lo que se les venía encima, al carajo el concepto de empleo, no ya para toda la vida, si no mínimamente estable. ¿Alternativas? paso a enumerar:

    -La más popular: despellejarse lo codos y saturar las neuronas con información inútil con objeto de poder vomitarla a lo largo de un proceso de oposición para así ganarse un pasaje al paraíso terrenal de los funcionarios.
    -La más impopular: meterse en el laberinto del emprendedor armado de capote y espada para lidiar con el minotauro de la burocracia de la administración española con unas mínimas garantías de éxito, tratándose eso último de un deporte de alto riesgo sólo apto para gente saludable y lo suficientemente desesperada. El premio es interesante, sin embargo: autonomía e independencia económica. ¿Estabilidad?, hasta que alguna multinacional se percate de que tu idea es buena y decida sacarte del mercado a puntapies.
    -Emigrar: empezar de cero en calidad de pringado inmigrante apto para ser explotado a cambio de lo necesario para sobrevivir, en caso de tener suerte, en caso contrario…. lo dejo a la imaginación de cada cual.

    Pocas más se me ocurren. Así que aquí me despido, dejando patente mi enorme acojono y mi intención de seguir dando guerra en este y otros lares mientras, mientras me lo sigan permitiendo, claro.

    Saludos a todo el mundo.

    • Elena Huerga
      Publicado en 15:15h, 13 abril Responder

      Hay una frase Felix que creo que la mayoría de las personas pueden sentirse identificadas contigo “dejando patente mi enorme acojono”. Un abrazo fuerte y gracias por tu gran aportación

  • Alicia Gonzalez
    Publicado en 15:55h, 13 abril Responder

    Hola
    Más que un trabajo para toda la vida, lo que se necesita es poder trabajar durante toda la vida (laboral, se entiende) para poderse mantener y sentir que se es útil a la sociedad.
    El problema es que a partir de los 50 años la gran mayoría de empresas consideran que solo servimos para dar de comer a las palomas y se decantan invariablemente por un “perfil más junior”.
    Eso sí, uno se puede presentar con 70 años para presidir un gobierno y le consideran totalmente válido, pero en cambio parece que ya no estamos en condiciones de realizar un trabajo administrativo.

    • Miriam Cao Meitin
      Publicado en 17:25h, 14 abril Responder

      Hola Alicia, el tema de edad es complicado, y si eres mujer más… A mí, a mis 36 años, al no tener hijos y estar casada, me ven como una posible “fábrica de niños” … Triste, pero real… Con lo que hoy en día es complicado, pero hay que seguir luchando para conseguir mejorar dichas situaciones, como dijeron hace muuuchos años “We can do it”

  • Cecilia Castro Ortiz
    Publicado en 16:26h, 13 abril Responder

    Buenas Elena, del 2014 al 2015 pedi una excedencia para cambiar de trabajo, y buscar otra cosa, y encontre hacer practicas en dos Kiabis, por distintas fechas, unas en julio y otras en octubre y en diciembre del 2014 me contrataron dos meses solo, en el Kiabi y luego se me cumplio y no me renovaron, y mi empresa me obligo a volver a trabajar en noviembre del 2015 de limpieza, cuando yo no queria, me siento con una impotencia y rabia, porque estas personas son muy manipuladoras y saben como manejarte a su antojo, te utilizan como si fueras su marioneta, que pueden hacer lo que quieren, y me siento por dentro fatal, quisiera buscar otra cosa pero no se donde, a mi lo del trabajo para siempre eso viene despues, cuando te hacen la prueba de varios meses y ven como trabajas, y si trabajas bien te hacen un puesto fijo, asi que esto es todo lo que te puedo decir elena. Saludos

  • Teresa Sobrerroca
    Publicado en 16:48h, 13 abril Responder

    Hola Elena,
    Me siento identificada con tu historia, estuve 25 años en banca, bastantes,sobretodo los últimos, descontenta del giro de este sector, avaricioso y deshumanizado, pero con el miedo a quedarme sin trabajo por mi situación personal, separada y con un hijo, van pasando los años y no tienes valor para hacer un cambio, hasta que un ERE te fuerza a ello…. Con casi 50 años, volver a empezar ha sido una dura aventura, aunque después de hacer trabajos precarios temporales, al final encuentro mi puesto en el negocio de mi pareja.
    He intentado abrirme camino por mi cuenta, como asalariada y es difícil, es cierto que los empresarios miran hacia el mercado junior, y si me incorporo a la empresa familiar, como mi pareja y yo convivimos, he de hacerme autónoma, no puedo acogerme al régimen general.
    Así que mi conclusión es que no lo ponen fácil, aunque esta experiencia me ha enseñado a encontrar mi fuerza y aceptar la realidad como es.
    Prefiero aceptar que con los trabajos actuales tan precarios, es preferible por el mismo precio ser dueño de tu vida y la libertad que tengo ahora no tiene precio, eso si, el tema de ser autónomo “acojona” (si se me permite la expresión) porque es sinónimo de máximo sufrimiento y si las cosas no cambian, pocas prestaciones en cuanto a lo laboral, no entiendo porque un autónomo no puede tener paro….. si trabaja y cotiza, cual es la razón???? Es por eso que la gente tiene miedo a tomar esta decisión, ya que no nos han educado para esto, nos educan para ser mano de obra de otros y en este país hay poco sentido emprendedor por varias razones, entre ellas el miedo, pero también por la educación.

    Así que como no tengo mucho que perder (unos meses de paro) y con esos sueldos precarios, tampoco puedo ser independiente económicamente, he decidido probar y lanzarme a ser autónomo, porque solo puedo mejorar…..

    Saludos

  • ALVARO RODRIGUEZ ALBA
    Publicado en 16:49h, 13 abril Responder

    Hola Elena,

    antes de nada felicitarte por tus posts, tus comentarios y tu trabajo, y sobre todo por el último post con todos los links de webs sobre empleo y demás.

    Los españoles no somos como los demás en ningún sentido, aquí nos ha cogido la crisis a todos con el paso cambiado. Nuestra mentalidad del trabajo para toda la vida es la que nos inculcaron como el “la letra con sangre entra”, como el “estudia hijo y haz una carrera”, …todo tan tradicionalista. Aquí en España nunca ha habido cultura de emprendimiento de ningún tipo, porque nos han guiado a todos como borregos por los intereses que prevalecian como la cultura del ladrillo y todo lo que la rodea. España, en generaciones como la mía, nacidos en los ’70, somos aquellos chicos y chicas a los que nos daban reglazos en las manos, capones, y todos tipo de castigos físicos para enseñarnos. Somos de una generación en la que estudiar un idioma como inglés o francés era algo complementario pero no necesario. España es un país que ha llevado casi 40 años de retraso respecto al resto de Europa y EEUU, y eso se ha notado en todo: educación, progreso, inversión en I+D+I, etc.

    Asumir hoy en día que no hay trabajos para toda la vida, nos ha costado aprenderlo a base de EREs, a base de paro y a base de lucha. La “reforma laboral” por llamarla de alguna forma, ha ayudado y mucho a que ya no haya “trabajos para toda la vida”: condiciones laborales rozando la esclavitud, temporalidad, emigración por necesidad y por sobrecualificación para nuestro país, inexistente conciliación de la vida laboral y familiar, …y un largo etc.

    Yo personalmente después de haber trabajado 12 años en la principal multinacional de la TIC de España y una de las primeras de Europa, que ahora está precisamente con EREs oficiales (a mi me tocó el ERE encubierto), he tardado en darme cuenta de que ya no hay trabajos para toda la vida: 23 meses de paro continuado con más 40 entrevistas realizadas, trabajo de 1 mes en condiciones de esclavitud, 5 meses de paro, trabajo de 10 meses después de tener un contrato indefinido con 12 de prueba (ja ja ja), trabajo de 5 meses con un contrato de sustitución por baja de enfermedad….y seguimos 4 años después en búsqueda activa de empleo…el problema es que este año cumplo 45.

    He pensado en alternativas, en emprendimiento, pero o estoy obtuso o no veo la manera.

    Muchas gracias y un saludo.

  • Raffa Z
    Publicado en 17:05h, 13 abril Responder

    Yo estoy convencido de que trabajo seguro nunca hay; además eso que escuchaba y no creía (la vida da muchas vueltas) se volvio realidad.
    Mi caso es el de tener una empresa familiar con mucha trayectoria, por culpa de la crisis, tuvimos que cerrar. Desde entoncés he ido de un lado a otro, pero sin rumbo fijo y lo peor de todo, es que cuanto más tiempo pasa, peor.

  • Carlos López Gerbolés
    Publicado en 17:57h, 13 abril Responder

    Coincido con el resto en que, en general, se ha acabado el trabajo para toda la vida, como también se ha acabado para muchos ese relato lineal de la vida en la que se sucedian las diferentes etapas de forma continua e invariable (estudiar, trabajar, hipotecarse, jubilarse; ennoviarse, casarse, tener hijos, etc.).

    Podemos dedicarle tiempo a analizar los motivos, lamentarlo o aplaudirlo, pero eso no hará que las circunstancias cambien. Nos ha tocado vivir esta nueva época y debemos adaptarnos a la misma: Creo que esa obligada adaptación pasa por cambiar el enfoque de nuestros estudios y de nuestra carrera profesional, que debe centrarse en conseguir una mejora de nuestras habilidades profesionales y una adquisición de conocimientos transversales que nos permita una mayor capacidad de adaptación a un entorno profesional que ya es muy variable y que lo va ser mucho mas en el futuro.

    Debemos potenciar nuestras capacidades individuales para desarrollarlas en esos múltiples escenarios en los que nos va a tocar representarlas y prestar menos atención a aquellas que signifiquen una adaptación específica a la empresa concreta de turno en el que te toque actuar. Lo importante de trabajar no será lo que aportes a la empresa, sino las habilidades que te permita desarrollar esa actividad para la empresa y el precio que tengan las mismas en un mercado al que tendrás que acudir con mucha asiduidad. La fidelidad y el compromiso va a tener escaso premio si no viene acompañada de esa actualización de valores apreciados para la empleabilidad.

    Nadie dice que vaya a ser fácil ni que lo consigamos todos o muchos, pero es la realidad que nos ha tocado vivir: Nuestras decisiones deben guiarse por esas premisas, y el orden de nuestras prioridades a nivel profesional también.

  • JUANMA
    Publicado en 19:37h, 13 abril Responder

    Coincido, creo que el trabajo como lo hemos conocido anteriormente, en la generación de nuestros padres, se ha terminado, puede ser porque también el mundo vaya a una velocidad más rápida y nos tenemos que adaptar para no quedar fuera de juego, y adaptarse requiere nuevas habilidades, búsqueda de nuevos retos,..
    Yo he tenido 4 empresas y ninguna con una duración superior al año y medio, bien es cierto, que en dos de ellas me marche por mejorar, pero hoy en día es muy difícil aguantar más de 10 años en una empresa sin quemarte, que te despidan o sin ser tu el que ves que no avanzas.
    Creo que el tiempo perfecto para conocer bien una empresa y sacarle máximo partido a tu trabajo siempre que te den la opción son 7 años como explicaba Beatriz.

  • ana
    Publicado en 07:31h, 14 abril Responder

    Hola Helena,

    pues no me gusta quejarme mucho porque pienso que siempre hay gente que lo está pasando peor que yo y realmente yo aún no estoy en una situación tan complicada como para quejarme, pero sí te diré que me siento un poco frustrada y un poco decepcionada. Soy, y lo digo sin reparos, una gran profesional, mis referencias hablan por sí solas, el único fallo que cometí es dejar mi empleo en Barcelona para estar más cerca de la familia en Andalucía. Ya hace más de un año de eso, y aquí nadie da una oportunidad de trabajo, me gusta trabajar por cuenta ajena, pero se ve que mi edad (37) es un problema para las empresas o quizá tener hijos, no se, el caso es que realmente pasan los días y una se desespera y se decepciona un poquito más si cabe.

  • Juan Bustamante
    Publicado en 09:34h, 14 abril Responder

    El trabajo para toda la vida ya no existe, gracias a muchas cosas empezando por el gobierno los empresarios se aprovechan de “la crisis” para ahora explotar mas a los trabajadores y pagarles lo menos posible, empresas que se saltan las leyes y normas, el problema es que los mas perjudicados y los que pagamos todo, y nunca mejor dicho lo de pagar, somos los trabajadores, a las empresas les sale ya mas barato despedir y contratar continuamente a nuevos trabajadores que mantenerlos, por ello encontrar un trabajo estable esta imposible, incluso encontrar trabajo simplemente, una vergüenza y hay miles de personas validas que estan en la calle o han tenido que irse, todo por lo mismo de siempre para que ganen solo unos pocos.

    España se ha convertido en el país de las injusticias, la explotación, la mentira y el de no apostar por nada ni nadie y cerrarle puertas a todo el mundo, tenemos mucho que aprender de otros paises, mientras tanto encontrar trabajo en españa y ya no digo en condiciones simplemente trabajo sigue siendo muy complicado, que sea estable aun mas, gracias a grandes profesionales como Elena Huerga tenemos al menos un empujón para tener algo mas fácil esta tan complicada hazaña, gracias Elena.

    Un saludo

  • Esteban german
    Publicado en 10:16h, 14 abril Responder

    Elena,de mi parte y ante todo,desde antes de tener mi primer trabajo(fue a los 15 años)imaginarme en un unico lugar,para toda la vida,llendo todos los dias,a la misms,a ver las mismas caras,paredes,haciendo exactamente lo mismo,me generaba agobio y nunca lo hice,tuva mis trabajos fijos y luego de unos años renunciaba y con lo que habia ahorrado me tomaba meses sabaticos,haciendo algunos viajes,etc.luego llego la cocina y con la mente puesta en mis proyectos me meti a trabajar para otros,pasando por todos lugares y utilizandolo de aprendizaje,haste que hace 6 años decido ser autonomo y tener los pies en varios platos.mas alla de avatares familiares,que me sacaron de pista por un tiempo,nunca me falto trabajo,pude viajar,armar una escuela,caterings propios y ajenos,algun restaurant.hoy me encuentro en este pais,en la ciudad de malaga,con charlas en pos de nuevos objetivos y proyectos y mientras se concreta alguno,disfrutando como el que mas.todo esto a raiz de que en estas charlas que te comento un dueño de restaurant me dijo que le daba miedo mi c.v por que el habia tenido su cocinera durante 24 años y queria algo igual y le dije que conmigo eso no iba a ser posible,ni aca,ni en buenos aires,ni en ninguna parte del mundo

  • Gabriela
    Publicado en 12:57h, 14 abril Responder

    Hola Elena, creo que el trabajo para toda la vida ya no existe sobre todo porque los tiempos van cambiando. En mi caso dejé un trabajo en el que estaba bien pagada y tenía un horario relativamente bueno, el problema era el trato que recibia por parte de mi superior, era realmente humillante, Asi que decidí dejar ese trabajo, y como se dice: buscarme un poco la vida y buscar nuevas oportunidades. El problema que yo llego a ver es cuando te preguntan; ¿Por qué dejaste tu último trabajo? y claro, no vas a ponerte a decir verborreas de tu último trabajo y de momento no he encontrado una frase que le llene a un entrevistador.

  • Paloma
    Publicado en 14:48h, 14 abril Responder

    Hará como 25 años que soy autónomo, y desde el principio tenía asumido que los trabajos no podían ser para siempre, que había que reinventarse cada poco, cambiar incluso de gremio, para poder aprovechar las características y oportunidades del momento. La creencia de un trabajo para toda la vida, ha estado muy ligado a la cultura mediterránea, mientras que los anglosajones nunca lo han percibido así. Un motivo de su éxito, y de nuestro fracaso. Puede ser, no obstante, hay una máxima, adaptarse o desaparecer. Y yo espero que no estemos en el grupo de los dinosaurios 😉

  • Rubén Mena
    Publicado en 22:57h, 17 abril Responder

    Hola Elena, el trabajo para siempre es una utopía hoy en día. Hay que acostumbrarse que un trabajo no va a durar toda la vida y menos con la inestabilidad económica que vive actalmente el país, donde hoy puedes pensar que es un trabajo estable, mañana estás en la cola del paro. Renovarse o morir. Afrontar nuevos retos más allá de lo que has aprendido y formado en tu vida. Hay nuevos oficios que aprender, cursos de formación para seguir adelante. Un saludo

  • Araceli
    Publicado en 12:21h, 19 abril Responder

    Trece años en una empresa era mas que suficiene para considerar mi trabajo como EL DE TODA LA VIDA. Las circunstancias y el acoso han provocado que mi TRABAJO PARA TODA LA VIDA, porque yo lo sigo queriendo con locura, amo lo que hago, se vaya a convertir en un ex, está claro que de una manera u otra los trabajos vienen y van, pero lo importante es luchar por el que tenemos en cada momento como si fuese nuestro……O no, porque a mí esta teoría de vida acabó con mi salud.

  • Ana
    Publicado en 20:33h, 09 mayo Responder

    Yo seré muy breve respondiendo a tu pregunta: sé que no existe el trabajo para toda la vida pero tengo el privilegio de un buen sueldo tras 21 en la empresa y, sinceramente, sí, me “acojona”, y mucho, salir “ahí fuera”. Sé que ese temido ERE en mi caso (gran multinacional norteamericana) llegara, bajo forma de ERE o de eufemística “reorganización”. Pero me cuesta horrores encontrar el tiempo y la fuerza para prepararme para ese momento: casa familia trabajo…vamos: el pez que se muerde la cola. Eso sí, entretanto me voy empapando con cosas como tú magnífico blog . Un beso

  • José luis
    Publicado en 02:41h, 29 noviembre Responder

    Mi padre decía que los trabajos duran un año o para toda la vida. Lo segundo jamás lo he visto. Uno tiene que estar preparado, con las maletas hechas cuando deba irse y conservar la dignidad

    • Elena Huerga
      Publicado en 15:57h, 12 diciembre Responder

      Pufff yo creo que ya los trabajos para toda la vida han dejado de existir, estoy de acuerdo contigo, Jose Luis

Publica un comentario

Forma parte de esta aventura

Suscríbete y te enseñaré como convertirte en un profesional
al que todos quieran contratar

* Al suscribirme acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies