Consigue el trabajo que deseas a través de una estrategia clara y un plan de acción a medida

Suscríbete y te enseñaré cómo tener la vida
profesional que estás deseando

* Al suscribirme acepto la política de privacidad

01 Mar 2016 Es el momento de romper las reglas de los orientadores, coachs, reclutadores…

Muchas veces me comentáis que cada orientador o coach damos consejos distintos e incluso opuestos. Y estáis totalmente en lo cierto.

La razón es que en este mundo del desarrollo profesional nada es blanco o negro y cada profesional tenemos una manera distinta de hacer las cosas.

También he notado que muchas personas se quedan en lo “correcto”, cuando en mi opinión hay que ir a por el Sobresaliente.

La cuestión es que tú tienes que elegir a quien quieres escuchar, que profesional encaja mejor con tus valores, con tu forma de actuar y de pensar. Aquí está la clave.

Y por supuesto siempre sigue tu instinto, existen unas pautas a seguir pero a mi lo que más me gusta es cambiar el camino marcado de vez en cuando.

romper reglas, orientadores, reclutadores

www.desmotivaciones.es

¿Por qué hay que estar rígido en una entrevista de trabajo y seguir unas norma estrictas? Consejo habitual: despídete dando la mano al reclutador con la justa intensidad y mirando a los ojos con una sonrisa.

Pues yo en mi última reunión le solté un mega abrazo a la dueña de la empresa y aún hoy seguimos colaborando juntas, hay que ser natural y tener un toque espontáneo y siempre verdadero. Si el abrazo procede ¿por qué guardárnoslo?

Nunca vayas en vaqueros a una entrevista. Esta norma me encanta saltármela, siempre voy en vaqueros a mis reuniones para posibles colaboraciones, es una declaración de intenciones 😉 Lo suelo combinar con una americana negra pero otras veces me pongo mi americana amarilla y ya rompo todas las reglas marcadas.

Y en cuanto al curriculum ya ni te cuento… Es genial conocer unas ideas generales de por dónde van los tiros a la hora de redactar un CV (yo soy la primera que intento ayudarte en este tema) pero a veces tengo la sensación de que las personas se adaptan a un modelo de curriculum y no su curriculum se adapta a ellas. ¿Por qué seguir a pies juntillas una plantilla o el CV europass si estos no dejan ver lo mejor de ti? Crea tu propia plantilla apostando bien fuerte por tu propuesta de valor.

No digo que dar abrazos e ir de amarillo y en vaqueros sea la fórmula mágica, todo lo contrario. A mi me funciona porque es “muy yo”, tienes que encontrar lo que es “muy tú”. Ese algo que te distinga y que te aporte valor. Porque sino serás uno más de esos que cumplan todas y cada una de las normas y te será imposible diferenciarte. 

Recuerda que tú eres el dueño de tu trayectoria laboral y puedes y debes saltarte ciertas normas para llegar a ser auténtico y genuino. Por eso tienes que conectar con un profesional de desarrollo profesional que te inspire y compartas su visión, porque sino te volverás loco ante tanta diversidad. 

Ahora es tu turno, cuéntame algo que hagas diferente o tu opinión sobre el post. Nos leemos en el apartado de comentarios.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
17 Comentarios
  • Josefina
    Publicado en 09:51h, 01 Marzo Responder

    Elena, me encanta la forma que tienes de enfocarlo todo. Estoy totalmente de acuerdo contigo pero no siempre es fácil darte a conocer, necesitas cierta dosis de seguridad . Cuando vas a una entrevista de trabajo, sientes mucha presión por hacerlo bien, estas pendiente de mil cosas y por lo tanto pierdes espontaneidad. Pero desde luego siempre será mejor mostrarte como eres, así nadie se llevara sorpresas.

    • Elena Huerga
      Publicado en 10:01h, 01 Marzo Responder

      Hola Josefina, la verdad es que es muy complicado ser natural en las entrevistas porque llevamos una caga emocional brutal y una buena dosis de presión. Lo mejor es prepararla a concienciael día antes y durante el día de la entrevista hacer cosas que nos gusten y así conectar un poco con nosotros mismos.

      Mil gracias por tu apoyo

  • Miriam Cao Meitin
    Publicado en 11:18h, 01 Marzo Responder

    Hola,
    La verdad es que hoy en día, ir a una entrevista, se ha vuelto un tanto “suplantación de la identidad”, ya que realmente, como tienes que llevarlo todo tan “cuadriculado”, pues sólo enseñas la parte que quieres que vean, y con la parte de vestuario, pasa exactamente lo mismo… Y ya no digo con el tema de esconder tatuajes, no vaya a ser que te toque la entrevista con alguien con pensamientos del paleolítico, y te descarten por eso… (sé de casos que ha sido así, y no hablo de tatuajes a “gran escala”…).
    Fachada y “titulitis”, es lo que vende en esta época actual…. Pero bueno, hay que seguir ahí, luchando por lo que se quiere, que como digo siempre: a casa no me vendrán a buscar…

    • Elena Huerga
      Publicado en 09:34h, 02 Marzo Responder

      Hola Miriam, afortunadamente yo creo que la tendencia empieza a cambiar y cada vez hay menos “pensamiento del paleolítico” (me ha gustado tu frase). Porque trabajar para una empresa así es desmoralizante, aunque todavía queda mucho por hacer.

      Gracias por tu aportación y un fuerte abrazo

  • Félix García
    Publicado en 13:35h, 02 Marzo Responder

    Como de costumbre, de todo hay en la viña del Señor y en botica se vende abundante variedad de productos. Con ambos castellanos dichos no pretendo más que dar a entender que esto no parece ser una ciencia exacta, aunque la experiencia de profesionales puede resultar muy útil como orientación, incluso cuando se contradicen entre ellos.

    Mucha presión en una entrevista de trabajo, como bien decís, la suficiente como para arrinconar toda espontaneidad, a no ser que seas una persona con una seguridad en si misma fuera de lo común, no precisamente el tipo de persona que acostumbra a buscar asesoramiento por estos u otros lares.

    Es un hecho que a lo largo de un proceso de selección (tan largo muchas veces como el camino que recorrió Jesús de Nazareth hasta el Gólgota, igual de espinoso y ocasionalmente con finales igual de desastrosos) estás siendo testado continuamente, lo que probablemente acaba afectando los nervios de cualquiera, y la guinda del pastel es la “ENTREVISTA”, difícil de conseguir, fase crítica y clave final para conseguir “”EL PUESTO”.

    ¿Preparación y espontaneidad?. No lo sé… personalmente, si me preparo a conciencia una entrevista, con todo lo que ello supone de aprendizaje y con la sensación de estar preparándome para un examen, me resulta difícil relajarme lo suficiente como para ser espontáneo. No obstante, esas parecen ser las claves, así que… ,por imperativo coyuntural, habré de convertirme en todo un profesional de la búsqueda de empleo antes de poder ejercer como profesional de mi profesión por defecto. En ello estoy, desde luego.

    Por supuesto que vaqueros y americana, ¡Hasta ahí podíamos ir a parar! ¡por favor! ¡si hasta los hombre y la mujeres del tiempo llevan ese atuendo!. Lo suficientemente informal dentro de la elegancia y la corrección en el vestir. Mi conjunto favorito, desde luego, vaqueros, camisa, americana, un buen par de zapatos de vestir, una sonrisa y… a por todas. Por cierto Elena, estás genial en esa foto.

    Saludos,

    Félix

    • Elena Huerga
      Publicado en 16:17h, 02 Marzo Responder

      Hola Felix, me alegro que te guste la foto 😉

      Es cierto que preparar la entrevista parece que se da de bruces con la naturalidad, pero es muy complicado también ir seguro a una entrevista sin haberla preparado, y sin seguridad es difícil ser natural… es la pescadilla que se muerde la cola

      Qué te parece 50% naturalidad, 25% seguridad y 25% preparación???

      • Félix García
        Publicado en 19:31h, 02 Marzo Responder

        100 % cubierto. Habrá que entrenar.

  • Teresa Sobrerroca
    Publicado en 14:30h, 02 Marzo Responder

    Hola a todos,
    Primero agradecer a Elena sus posts, son de gran utilidad y frescura.
    Y me encanta esta segunda parte, la frescura, creo que dentro de todo lo que ya sabemos los que nos preparamos para ese momento de la entrevista, se agradece la frescura y naturalidad , es verdad que vas tenso, pero al final sale la espontaneidad , eso si no te encuentras con un duro entrevistador, que también los hay……y no ayudan en nada a que aparezca esa espontaneidad .
    Soy partidaria de la naturalidad y del propio estilo dentro de la corrección que requiere la entrevista y el puesto cuando accedamos a él.
    He trabajado muchos años en el “encorsetado” sector financiero, ya va siendo hora de más frescura y honestidad en todo, que la búsqueda de trabajo acaba siendo como alguien decía antes una suplantación de personalidad.
    Saludos a todos y un abrazo Elena, sigue con tus tejanos y la americana amarilla, me ha encantado!!!!! Yo también lo hago como reivindicación de mi propio yo.

    • Elena Huerga
      Publicado en 16:18h, 02 Marzo Responder

      Hola Teresa, yo también he trabajado en el sector financiero, más concretamente en la banca y es terrible. A lo mejor por eso tengo tan a fuego el tema de los vaqueros?! En mi entidad estaban prohibidos.. vaya tema…

      Mil gracias por tu aportación, un abrazo

  • Elena Roldán
    Publicado en 15:41h, 02 Marzo Responder

    Hola Elena, soy tu tocaya. Ya me conoces un poco y sabes que soy muy natural y sincera, tanto que en una de mis entrevistas de hace un par de semanas no pude ocultar mi cara de “póker” al comprobar que la oferta publicada no tenía nada que ver con el puesto en realidad, que no es que no me interesara pero necesitaba digerirlo. Tampoco la empresa de selección sabía explicarme bien el puesto y hasta el día siguiente, en el que tuve la oportunidad de hablar con la empresa, no me enteré de todo bien. Mi cara seguía sin mostrar “euforia” ya que aún realmente lo estaba procesando. Bien pues mi naturalidad y sinceridad a pesar de que el puesto sí que me interesaba me han llevado a ser descartada. La verdad es que lo entiendo y de hecho reconozco haberla pifiado. Así que estoy de acuerdo con que debe haber siempre algo de impostura y simplemente como acto en propia defensa, sólo para darnos tiempo de pensar y digerir y por lo de ir en vaqueros …. oye si son monos y te quedan bien porque no …… el tema es ir vestido de forma apropiada y con el estilo que nos defina …. tampoco haría experimentos visto lo visto 🙂

    • Elena Huerga
      Publicado en 16:19h, 02 Marzo Responder

      Hola guapa, es que eres como un libro abierto! Pero a mi me encantas así, tan natural y directa, no cambies nunca!!

      Un mega abrazo

    • Félix García
      Publicado en 19:37h, 02 Marzo Responder

      Tranquila con lo de pifiarla. Una entrevista es como un campo de minas; nunca sabes qué terreno pisas. No es una ciencia exacta y las variables a tener en cuenta son muchas, empezando por la personalidad y el estado de ánimo del reclutador.

  • Marisa Velasco
    Publicado en 17:50h, 02 Marzo Responder

    Hola Elena:

    Estoy de acuerdo con lo que expresas en tu publicación. Desgraciadamente a mí hace un año que ni siquiera me dan la oportunidad de la Entrevista. Supongo, aún a pesar de haberme siempre revelado contra ello, que la edad es mi principal handicap y eso no puedo esconderlo. Ya no somos útiles para la sociedad laboral aquellos que hemos superado una edad preestablecida a partir de los 45 años, por tanto, me es difícil ahora plantearme si ir en vaqueros o con cualquier otra vestimenta

  • Juan Manuel Maldonado
    Publicado en 19:13h, 02 Marzo Responder

    Elena. Estoy de acuerdo con lo que dices, sobre todo en la parte en que explicas que cada profesional nos da unos consejos o pautas a seguir que, en ocasiones, pueden llegar a ser opuestas. Yo, personalmente apuesto por la naturalidad y la sinceridad y si por ello corro el riesgo de ser descartado para un puesto o función …no pasa nada. Es preferible ser descartado por eso a encontrarte después en un puesto función o empresa en la que no puedes ser tú mismo y que además a medio o largo plazo va ser motivo de conflictos. Todos necesitamos un empleo y/o un reconocimiento y mal vamos si tenemos que dejar de ser naturales con tal de conseguirlo .
    Gracias por tu aportación . Siempre interesante Un saludo .

  • Guillermo Hermida
    Publicado en 20:57h, 02 Marzo Responder

    Gracias Elena por compartir interesante post a los que nos tienes acostumbrados y del que siempre sacamos provecho. Por otra parte entiendo la frustación de la compañera María Velasco para los que somos >45 años -las empresas y reclutadores tienen que cambiar el enfoque y ver todo el potencial que este colectivo representamos- pero el éxito está en no desanimarse nunca. Animo.
    Y gracias de nuevo Elena.

  • Paz Cariñena Amigo
    Publicado en 22:02h, 02 Marzo Responder

    Lo comparto Elena, la mejor manera de no llevarse a equívocos y saber a qué atenernos es ser nosotros mismos en todas las situaciones, en la laboral también. Yo he “roto los esquemas” con un cv creativo cuando me dedico a algo tan supuestamente “formal” como la dirección de proyectos. Lo he publicado en linkedin para enseñar que se puede y ha gustado mucho.
    Hay que ser fieles a la esencia de un mismo

  • Ana Suárez
    Publicado en 23:01h, 02 Marzo Responder

    Que autentica eres! Me siento muy identificada con este post, pero no voy a aplicarlo en una entrevista de trabajo, pues no estoy en busqueda activa fuera de mi empresa….¡aún!. Prefiero más bien darle la oportunidad a mi empresa de valorar lo que valgo y permitirme ser feliz en mi puesto. Que sepas que estamos conectadas, pues incluso antes de leerte hoy mismo en una reunión internacional he decidido “ser yo misma”, con respeto pero escapando de lo políticamente correcto. Ni vaqueros ni americana amarilla pero eso sí, subida en mis tacones y orgullosa de mi vestido de mercadillo debidamente complementado: ¡antes muerta que sencilla!. Atuendos aparte, siendo la única española presente, he decidido no emular sino mostrarme tal como soy. Y creo que ha resultado una buena idea….Animo a todos a seguir tus consejos, aunque cuando llevas tiempo buscando sin encontrar reconozco que debes ser más difícil que estando como yo en activo.

Publica un comentario

Forma parte de esta aventura

Suscríbete y te enseñaré como convertirte en un profesional
al que todos quieran contratar

* Al suscribirme acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies