Consigue el trabajo que deseas a través de una estrategia clara y un plan de acción a medida

Suscríbete y te enseñaré cómo tener la vida
profesional que estás deseando

* Al suscribirme acepto la política de privacidad

11 Oct 2016 Mi gran salto, literal.

Hoy os voy a contar algo distinto en el blog, como nosotros ya tenemos una relación de confianza me muero por contártelo.

Si, como ves en la foto ME HE TIRADO EN PARACAÍDAS.

Y todo surgió con un apretón de manos en La Latina… ¿cuántas locuras se habrán llevado a cabo de esta forma y en este lugar?

22 de Agosto de 2016, mi amiga Mónica y yo en una terraza, por cierto Moni nunca podré agradecerte  lo suficiente que me hayas empujado a dar este salto, nunca mejor dicho. Hablando de cambios, de sueños, de objetivos… (nuestras charlas son para grabarlas, siempre nos gusta ir un poco más allá) y de repente Mónica pregunta casi afirmando ¿Nos tiramos en paracaídas? Yo dije que si y nos dimos un apretón de manos y así empezó todo…

La reserva estaba hecha, nos tirábamos juntas en paracaídas el 1 de Octubre en Ocaña.

He pasado nervios de verdad, de hecho una semana antes no la cogía el teléfono porque no quería ni hablar con ella, ni saber nada de ella porque solo el hecho de acordarme me quitaba el sueño.

Llegó el día, a las 14:00 comenzaba todo. Llegamos una hora antes por si acaso… El miedo era brutal, yo la reina de la risa floja y a Moni le temblaba la pierna, un show.

Por fin era nuestro turno, cuando el monitor dijo mi nombre fui hacia él dando saltitos  y con una sonrisa de oreja a oreja, yo creo que al verme así ya dio rienda suelta a vaciladas varias, que si soy el becario, que si no está mi arnés, que alguien me supervise, que también estaba “cagao”. La verdad es que me vino bien porque de tanto reír se me pasaba un poco el miedo.

Ya teníamos el mono y los arneses puestos cuando oímos por el altavoz: “A consecuencia del viento, se cancelan todos los saltos”. Momentazo total, mi cara un poema, para muestra tienes un vídeo de ese momento.

 

Tras unas 2 horas de espera y como dice el dicho “El que espera desespera” llegó nuestro momento.

La subida en la avioneta acojona (perdón por la palabra pero no hay otra manera de definirlo), es muy heavy ver la cara que se te pone cuando tienes un miedo increíble, casi ni te reconoces. Menos mal que de vez en cuando lanzaba a Moni alguna mirada de complicidad, por cierto la voz de fondo en el salto es de ella, jajajaja

A mitad del vuelo, cambie el chip. Empecé a disfrutar y a tener ya ganas de tirarme, de sentirlo y vivirlo. Fuera nervios.

De repente suena un pii pii pii, llega el momento, abren la puerta y comienza mi gran salto:

 

Fue increíble, indescriptible, no hay otra sensación parecida. Es verdad aquello que dicen de que cada persona lo vive de una manera y que cada salto es distinto.

En mi caso sentí la nada, me quedé vacía y fue puffff, fue uno de los mejores momentos de mi vida.

Gracias Vicente por hacerme reir tanto, por ese salto hacía atrás y por regalarme este momento. Gracias también a Houdini por esa conversación tan sabia que nos llenó tanto a Mónica y a mi.  A los cámaras por inmortalizar estos momentod y a Skydive Madrid por hacerlo posible.

Y a ti Mónica, GRACIAS.

  • Forma parte de esta aventura

    Suscríbete y te enseñaré como convertirte en un profesional
    al que todos quieran contratar

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
4 Comentarios
  • Maria
    Publicado en 18:37h, 12 octubre Responder

    Hola Elena Huerga, gracias por compartirlo…es total….me ha impactado mucho…

    • Elena Huerga
      Publicado en 11:51h, 14 octubre Responder

      Gracias María, han pasado días pero yo también sigo impactada 😉

  • Juan Carlos
    Publicado en 14:06h, 13 octubre Responder

    Enhorabuena Elena, realmente impresionante y ole!!! tu, todos deberíamos arriesgarnos a vivir una experiencia asi, insólito de verdad….. el video una verdadera pasada y en tu lugar no se lo que hubiese hecho, ni me lo planteo pero se que para ti haber vivido esa experiencia hará que no la olvides nunca. Cosas nuevas que renuevan mente y espíritu. Espero tener algún día la posibilidad de vivir algo “diferente” que muchas veces pensamos que no es para nosotros, todo es decidirse y aprovechar la oportunidad. Un saludo y gracias por compartir esa experiencia. Juan Carlos Rico

    • Elena Huerga
      Publicado en 11:53h, 14 octubre Responder

      Hola Juan Carlos, la verdad es que yo nunca había pensado antes en tirarme en paracaídas, pensaba que no era para mi. Pero justo la idea llegó en el mejor momento y no pude resistirme. Así que te animo a vivir tu aventura, la que te apetezca! Un abrazo

Publica un comentario

Forma parte de esta aventura

Suscríbete y te enseñaré como convertirte en un profesional
al que todos quieran contratar

* Al suscribirme acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies